CUNDE INQUIETUD ENTRE INVERSORES ARGENTINOS POR “DESTAPE” TRIBUTARIO FIRMADO CON URUGUAY

 

Texto completo del acuerdo entre Uruguay y Argentina de intercambio de información fiscal:en la página de Presidencia: http://www.mef.gub.uy/documentos/20120424_argentina_uruguay_acuerdo.pdf

 

Claves del acuerdo

 

Argentina y Uruguay firmaron un acuerdo de intercambio de información tributaria y de eliminación de la doble tributación, un reclamo de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

 

“El acuerdo (…) incluye tanto normativa que prevé los problemas relativos a evitar, la doble tributación, como los aspectos que tienen que ver con el intercambio efectivo de información para la cooperación tributaria internacional”, aseguró el ministro  de Economía Fernando Lorenzo.

 

El tratado fue suscrito en la estancia presidencial de Anchorena, 208 km al oeste de Montevideo con el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) de Argentina, Ricardo Etchegaray, indicó.

 

Ahora debe ser ratificado por los parlamentos de los dos países, tras lo cual entrará en vigencia.

 

Según explicó Lorenzo, el tratado establece claramente de qué manera debe solicitarse la información, que debe ser mediante un pedido “fundado y explícito”, presentado en forma individualizada.

 

Además, destacó que no se aplicará la retroactividad cuando el tratado sea ratificado y descartó que haya actuaciones conjuntas de las entidades fiscalizadoras en los territorios.

 

Lorenzo añadió que el acuerdo “incluye explícitamente normativa referida a métodos específicos para evitar la doble tributación y eso es una garantía muy importante para quienes realizan negocios en Uruguay”.

 

DGI dice que está en condiciones de atender las solicitudes argentinas de información tributaria

 

Las autoridades tributarias lo­cales estiman que Argentina hará un uso "prudente" del acuerdo de intercambio de infor­mación tributaria que firmó con Uruguay el lunes, al tiempo que serán "selectivos" a la hora de pe­dir datos de empresas o ciudadanos argentinos con activos en el país.

 

Esa percepción surge de los contactos técnicos previos mante­nidos durante la negociación entre el organismo fiscal del país vecino y la Dirección General Impositiva (DGI). Esa misma intención fue ratificada en los últimos días por técnicos de la Administración Fe­deral de Ingresos Públicos (AFIP), que coincidieron con el director de Rentas, Pablo Ferreri, en Santiago de Chile, donde participaron de la reunión anual del CentroInte­ramericanode Administraciones Tributarias (CIAT).

 

A los funcionarios argentinos les preocupa que el convenio firmado luego de varios meses de negocia­ción "funcione" en la práctica, por lo que se hará un uso "extremada­mente justificado" de la herramien­ta, informaron fuentes oficiales a El Observador. Además, el acuerdo firmado el lunes prevé que los costos "extraordinarios" en los que incu­rra DGI por atender los pedidos de Argentina y asesorarla en materia tributaria correrán por cuenta del vecino país, una cláusula que no for­ma parte del estándar de la OCDE y que introduce un desincentivo a solicitar información no relevante.

 

A nivel técnico se estima que no se estará en condiciones de inter­cambiar información "antes de me­diados del próximo año" debido al proceso parlamentario y los plazos de aplicación que deberán correr, agregó el informante. Hasta elmo­mento,la DGI recibió tressolicitu­desde información de autoridades fiscales del exterior, amparadas en la veintena de acuerdos deinter­cambiode datos que firmó Uruguay.

 

Lo que sí está claro es que la DGI estará en condiciones de afrontar los pedidos que realiceArgenti­na,siempre que se mantenga la "prudencia" en el número desoli­citudes.Eso tampoco es garantía para las autoridades fiscales, que prevén un "refuerzo" del personal en caso de que la exigencia de in­formación lo amerite.

 

Mientras tanto, el gobierno mantiene la expectativa sobre el esperado "gesto" de Argentina en el plano comercial, algo que según otras fuentes debería pro­ducirse esta semana. •

 

La información que puede solicitar Argentina

 

» Mediante el Tratado de Intercambio de Informa­ción, Argentina no tiene restricciones a la hora de so­licitar datos. El artículo 2 del acuerdo abre el camino para pedir a Uruguay "aquella información que sea previsiblemente relevante para la determinación, liquidación, la implementación, el control y la recau­dación" de impuestos, "para el cobro y la ejecución de créditos tributarios o para la investigación o el enjuiciamiento de asuntos tributarios". Esto es, toda información a la cual tenga acceso DGI o pueda obtener a través del levantamiento del secreto tributario. Esa información va desde el flujo de ingresos gene­rados por la persona o empresa, hasta la informa­ción contenida en declaraciones juradas de activos y propiedades en poder del contribuyente. Además, el acuerdo establece que cada una de las partes debe garantizar el acceso a la información del sistema financiero y a la titularidad de las sociedades anónimas, fundaciones y otras organizaciones, a fin de determinar quiénes son sus dueños.

 

Atención:

 

La "válvula de escape" está a través de sociedades extranjeras

 

Ya alcanzado el acuerdo para intercambiar datos con Argentina, depende del proyecto de ley de titulares de acciones al portador que los argentinos con activos en Uruguay no se desprendan, ya que declararlos en su país es una opción casi descartada.

 

De ser aprobado, el proyecto de ley que busca registrar a los titulares de acciones al portador enviado al Parlamento en marzo (la segunda versión que remitió) permitirá que los argentinos bajo ciertas figuras, como las sociedades extranjeras, puedan ser titulares de inmuebles sin ser identificados. Esta sería la única salida legal para que los argentinos decidan mantener sus activos en el país, afirmaron tributaristas a El País.

 

Si bien los expertos destacan la calidad técnica del acuerdo alcanzado, advierten por sus consecuencias o "costos de transición". Una de las razones es que el acuerdo no incluyó una cláusula de "blanqueo", un indulto a quienes no declararon hasta el momento, dijo a El País el abogado Leonardo Costa, profesor de Derecho Tributario en la Universidad Católica.

 

Por tanto, los argentinos con activos en Uruguay que quieran regularizarlos pasarían a tener inmuebles o cuentas de un día para el otro a los ojos del fisco argentino. "¿Y usted de dónde obtuvo ingresos para adquirirlo de un día para el otro?", probablemente les van a preguntar.

 

Regularizarse deja al descubierto que hubo evasión. "Eso no es un problema del acuerdo que se negoció, es un problema de Argentina", dijo Costa. "Lo ideal hubiera sido que todo individuo que empiece a declarar no tenga problemas. La transición tendrá sus costos. Ése problema es inevitable", añadió.

 

URUGUAY OTORGA ACUERDO TRIBUTARIO Y ESPERA GESTO COMERCIAL ARGENTINO

 

Relaciones conflictivas. Expertos dicen que "daño" de informar al fisco del país vecino "está contenido"

 

..en lo que refiere estricta­mente al acuerdo, los expertos con­sultados por El Observador recono­cen que las negociaciones fueron exitosas. Según señaló Alberto Va­rela, socio de Ferrere Abogados, "es un tratado que solo interesa a Argen­tina", pero destacó que "el daño está bastante contenido" para Uruguay.

 

El acuerdo para evitar la doble tributación, la minuciosidad con la que el fisco argentino deberá presentar su solicitud, la imposibi­lidad de que inspectores del vecino país realicen acciones en territorio uruguayo y la no retroactividad del tratado, son evaluados por los expertos como "conquistas" de los negociadores uruguayos.

 

<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>
Página 10 de 42
Link Consultores Empresariales | Montevideo - Uruguay                      Copyright © 2010 Todos los derechos reservados